Un viaje por el Río Atrato

Después de  un recorrido en lancha por el Río Atrato, hablamos con un grupo de mujeres extraordinarias que le apuestan a sus emprendimientos para impulsar el desarrollo sostenible de Chocó.

Esta es una de las actividades inspiradoras que acompaña la estrategia Sacúdete en Quibdó con el liderazgo de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y el apoyo técnico del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo - PNUD.

Camino a Beté

El malecón de Quibdó fue nuestro sitio de encuentro. Desde allí, cerca de 25 personas salimos a Beté, una localidad de la cabecera municipal del medio atrato chocoano.

Junto a la Misión de Verificación de la ONU y de Asoemdebe, una asociación de emprendedores por el desarrollo de Beté, vimos como la imponente Catedral San Francisco de Asís iba alejándose, y en el paisaje aparecía la biodiversidad que caracteriza la selva tropical húmeda del Pacífico colombiano.

Rodeados de la naturaleza y biodiversidad chocoana llegamos al desembarcadero de Beté, allí, un grupo de mujeres emprendedoras compartieron historias de vida que nos llenaron de inspiración.

Tatiana Bejarano, arte y creación desde el reciclaje

Tatiana Bejarano, habitante de Beté, lidera Transformando el futuro, un emprendimiento que toma forma con sus propias manos. A través de objetos decorativos para el hogar elaborados con materiales reciclados, Tatiana aporta al cuidado del medio ambiente y comparte una fuente de ingresos en donde la creatividad es la materia prima. 

Janeth Terán, el autocuidado como prioridad 

Para Janeth Terán, integrante de Jazz ChiriMusic, lo más importante del trabajo hecho por mujeres, es el autocuidado, pues implica que se miren primero a sí mismas, para que luego puedan trabajar en equipo y en sociedad. Así, Janeth busca apuntarle al trabajo socioemocional desde la música. Para ella, quienes trabajan en el Chocó, deben ser muy conscientes y responsables pues aunque es un departamento lleno de talentos y nuevas ideas, también hay mucho que aportar. 

Jazz ChiriMusic es una agrupación integrada por 9 músicos chocoanos que busca generar transformaciones positivas a través del arte. Su música destaca ritmos provenientes de las selvas chocoanas como lo son Tamborito, Bambazú, Abosao, entre otros ritmos derivados de la Chirimía  propia del Pacífico norte. A esta mezcla de selva y espíritu, se le suman distintos géneros musicales como Jazz, Funky, Góspel y Rock and Roll. 

Ludy Valencia incentiva el turismo liderado por mujeres en los ríos de Chocó

En este encuentro también nos acompañó Ludy Valencia, de la agencia turística Tour de Ríos. Ludy prefiere trabajar con mujeres en la mayoría de los planes turísticos que ofrece ya que siente que de esa manera aporta directamente a los hogares e impacta familias enteras. 


Rosaura Hinestroza visibiliza las mujeres chocoanas a través de “La Chocoanita”

Para Rosaura Hinestroza, de La Chocoanita, el trabajo con las mujeres es clave para su emprendimiento, pues desde hace un tiempo sintió la necesidad de visibilizar a la mujer afro mediante historias positivas de su territorio. Desde La Chocoanita usa medios digitales para visibilizar prácticas y talentos propios de la identidad afro. La mayoría de las personas que están involucradas en la producción de collares, aretes, anillos, carteras, gorros y ropa, son mujeres. 

Diorlin Andrade, experiencias gastronómicas para conocer el Chocó. 

Desde otra orilla, Diorlin Andrade, ofrece experiencias gastronómicas centradas en los platos del Chocó. Ella considera que la historia gastronómica en el mundo ha venido siendo liderada y protagonizada por mujeres. 

“Cocinar los alimentos y darse cuenta qué notas y qué sabores dan, es un saber que viene de nosotras las mujeres", afirma. Una de las prioridades de Dior, como le dicen las personas cercanas, es destacar a las mujeres en la gastronomía, y al mismo tiempo, invitar a las personas a conocer el Chocó a través de la variedad y riqueza de sus platos. 

Tarsilia y Yorladiz generan oportunidades con sabor chocoano

Desde la gastronomía, Tarsilia Beita, hace parte de una iniciativa que busca dar oportunidades a las mujeres en proceso de reincoporación.

Sus sueños cobran vida a través de la Cafetería La Rancha de mi Pueblo, un espacio que busca destacar la gastronomía de la región chocoana. Tarsilia manifestó la importancia de contar con el apoyo de otras mujeres en estos procesos y Yorladiz Jiménez, integrante del mismo proyecto, agregó que el restaurante es una propuesta para apoyar a las mujeres cabeza de hogar. 



Alexandra Henao, frutos deshidratados para conocer el Chocó

En la conversación también estuvo Alexandra Henao, emprendedora y fundadora de Ananas, una iniciativa que produce frutos deshidratados en Chocó. Alexandra quiere que las mujeres que lleguen a trabajar con ella sean independientes, y que a través del trabajo puedan alcanzar sus metas.


Aprendizajes y experiencias positivas que quedan en la memoria

La conversación continúo con un recorrido por el sendero de Beté y una clase de yoga para conectarse con el presente y con la naturaleza. Así tuvimos la oportunidad de activar nuestro potencial creativo y compartir una mañana en un entorno único para la inspiración y el emprendimiento.

Para finalizar, identificamos los aprendizajes y los aspectos positivos que nos llevamos de este día de conexión y conversación. Estas experiencias nos permiten fortalecer nuestro sentido de comunidad y afianzar las redes entre todos los que creemos y apostamos a los emprendimientos y al desarrollo del Chocó.







#SacúdeteQuibdó

Conoce más de la estrategia Sacúdete en: https://www.co.undp.org/content/colombia/es/home/projects/sacudete.html

Síguenos en Facebook como @ComunidadSacudete